Adicto a los videojuegos

starcraft-korea

caballero de 22 años fue detenido hace unos días en Corea del Austral después de dejar morir de hambre a su hijo de dos años al pasar complejo días enganchado a los videojuegos.

Chung, así se apellida el joven, en paro, con antecedentes por fraude, pasaba largas jornadas jugando en cibercafés. Ulteriormente de dejar al chiquillo solo durante días, terminó por asfixiarlo.

Es confortable, por desgracia, encontrar noticias semejantes en Corea del Sur, un país en el cual la ludopatía y la adicción a las nuevas tecnologías son un problema comunitario gravísimo: “un hombre de 22 años fue arrestado por matar a su madre después de una contienda por su adicción a juegos online”; “un hombre de treinta y dos años falleció en un cibercafé posteriormente de permanecer cinco días seguidos conectado a internet”; “una joven pareja dejó que su niño de terceto meses muriera de hambre mientras ellos pasaban horas jugando en internet a una aplicación que consistía en administrar a un chico imaginario”; “en 2012, una mujer de Seúl estranguló a su rorro en un cibercafé”.

Una búsqueda nacional realizada en 2013 por el Ministerio de Ciencia concluyó que el 7% de los cincuenta millones de surcoreanos consideran un «alto riesgo» la adicción a internet. El porcentaje se eleva al 11,7 % dentro los adolescentes. Fuente: ABC

A grandes rasgos, la adicción se identifica cuando el uso hace que sea difícil llevar una usanza diaria normal o en el momento que se sustituyen actividades cotidianas de la vida. Confío en que aprendamos de estas horribles noticias para estimar un carente más lo que tenemos -y por esto me refiero primordialmente a nuestra salud- y responsabilizarnos de nuestras acciones y hábitos los cuales asimismo determinarán los de futuras generaciones. Y a modo perpetuamente digo, si hay otras civilizaciones que están más avanzadas tecnológicamente, precisamente por esto nos debería servir de ejemplo para tratar de evitar por todos los medios que horrores de este arquetipo sucedan en nuestros países.